Las nuevas instalaciones contarán con un almacén que se espera esté terminado en diciembre, mientras que las oficinas se abrirán el próximo año.

El inicio de este nuevo proyecto, que permitirá la fabricación de máquinas para Oklahoma y el resto del mundo, ratifica el crecimiento de la empresa, la cual ha estado en área durante 20 años y ampliará su gran equipo de trabajo en los próximos meses.

En representación de Aristocrat, Héctor Fernández ha explicado que “El negocio ha seguido creciendo a medida que los diferentes socios de Oklahoma también han crecido”, y afirma que se trata de una asombrosa relación simbiótica.

El nuevo nuestro nuevo centro de operaciones de 137,500 pies cuadrados en Tulsa albergará la fabricación, un almacén y espacio de oficinas «a medida que redoblemos nuestro compromiso con Tulsa, Oklahoma y nuestra comunidad de clientes en todo el estado«, afirman desde ARISTOCRAT.

Fuente: Infoplay

Categorías: Sin categoría